10 de abril de 2015

PORTILLO ESCRIBE TEXTOS SOBRE POSIBLES FINALES DE "OJO DE NUBE"

Estimados lectores-escritores,
Tal como prometí, aquí presento algunos de los trabajos que los alumnos de 2º E.S.O. del I.E.S. de Portillo han presentado como capítulos finales de la obra. Se trataría del capítulo "0,5 (30)", puesto que la obra, como ya sabéis todos, consta de un último y original capítulo con el número 29,5. Como el final del libro es abierto, les pedí a mis chicos que cerraran la obra (algunos mantienen la apertura...parece que zanjar el asunto entre los crow y los malacosa les resulta difícil) y, de paso, mis alumnos se convierten en escritores, algunos de mucho talento, por cierto.

Han acometido esta tarea con entusiasmo, tal como auguré, y han aprendido que hay que revisar los textos antes de presentarlos de manera definitiva. Muchos de ellos han tenido que reescribir a mano hasta 3 veces sus propuestas a tenor de incoherencias sintácticas y semánticas o por sobrecarga de faltas de ortografía. Ahora son conscientes de que es mejor "escribir bien a la primera".

Ahora que ya saben qué es escribir bajo inspiración, tienen ganas de conocer a Ricardo Gómez y encontrarse ante el creador del fascinante indio ciego.

Agradezco mucho la oportunidad que nos ha  brindado a los docentes este curso para conocer una manera diferente y eficiente de enseñar a leer y escribir, y por tanto, a pensar y a sentir.

Un abrazo y aquí van algunos de los trabajos. Perdonad que no hayan conservado el formato original manuscrito, pero sigo sin saber cómo escanearlo e introducirlo en el blog.

Un saludo,

Sara

FINALES DE OJO DE NUBE: PORTILLO 2014-2015



Ojo de Nube reunió a su familia en el tipi mayor y les comentó que había oído a los Malacosa hablar sobre la conquista. Los Malacosa planeaban matar y destruir a cualquier ser vivo para hacerse con todo el dinero.
-Hablaban entre ellos, dijeron que empezarían destrozando Monte del Mono en la próxima luna llena en plena noche; -dijo Ojo de Nube tartamudeando y muy pálido.
-Les tenderemos una trampa; -dijo Luz Dorada.
Aquella noche de luna llena estaba todo preparado. Los Malacosa empezaron talando los árboles y el jefe de los Malacosa descansaba apartado de los demás.
Las tribus indias cercanas a los Crow estaban preparadas para el ataque.
Ojo de Nube soltó a los caballos e hizo un gesto para que lo siguieran, pero su madre lo interrumpió, le dio un beso en la frente y le dijo: Ojo de Nube, dame tu mano. Y esta se la colocó encima de su vientre.
-Mamá, ¿ya no seré el hermano pequeño?
-No cariño, ¿te gustaría ponerle el nombre?
-Sentimiento Feliz, ¿te gusta?
-Claro, ahora sigue con lo que hacías...
Ojo de Nube llegó al Monte del Mono y soltó los caballos. Estos se empezaron a alborotar. Los malacosa corrieron detrás de cada uno de los caballos, y estos fueron a los poblados, como Ojo de Nube les había enseñado. Los Malacosa se dividieron de manera que cada uno perseguía a un caballo.
Cuando cada caballo llegó a la tribu correspondiente, las personas de la tribu se encargaban de guardar al caballo y de castigar al Malacosa que lo perseguía.
Pero cuando el jefe de los Malacosa se enteró de lo ocurrido, cogió su rifle y fué a la tribu de los Crow, disparó al tipi donde estaban Ojo de Nube y su madre. El disparo dio en el brazo de Abeto Floreciente.
Ojo de Nube le tapó la boca rápidamente para que no les escucharan, vendó su brazo fuertemente, cogió el arco, salió fuera del tipi y disparó la flecha al jefe de los Malacosa, dejándole herido en el suelo.
A los nueve meses nació Sentimiento Feliz y la tribu Crow fue más feliz que nunca.

Sara Sanz Tejerina 2ºB

-------------------------------------------------------------------------------------

Ojo de Nube se estremeció con el ambiente. Había notado algo, una presencia que se acercaba toscamente hacia él como si estuviera huyendo de algo. Por el olor a pólvora, se dio cuenta de que era un malacosa perseguido por una manada de lobos. Oyó unos disparos y sobresaltado, Ojo de Nube casi cae al suelo del susto. Se reincorporó y siguió las profundas huellas en el barro del malacosa.

Cuando palpó que cada vez había mas huellas, supuso que el nuevo campamento que habían construido los malacosa estaba cerca. Salió corriendo a informar a su poblado y al de los vecinos.

Por el camino, casi tropieza con el cuerpo de uno de los malacosa. Decidió buscar en él para comprobar si tenía algo de valor. Al cabo de un rato, se topó con un cuchillo pero no con un cuchillo como los que hacían los crow sino de un material frío, muy afilado y resistente. Lo cogió, lo puso en su cinturón y siguió su camino.

Cuando avisó a todos los poblados, volvió al suyo y le comentó a Arco Certero:
- Padre, en el cuerpo de un malacosa, había este cuchillo, no conozco ningún material parecido.
Arco Certero examinó el cuchillo y dijo:
- Está muy frío, puede que sea una especie de piedra del invierno.
Mano Amarilla entró y dijo:
- Está todo preparado, vamos.
Ojo de Nube y su padre salieron del tipi y se pintaron la cara.

El chico guió a todos los indios por los bosques hasta llegar donde notó todas las pisadas de los malacosa. Allí esperaron a que cayera la noche y todos durmieran.

Cuando el último entró en su tienda, todos entraron en el campamento y envenenaron todo lo que se podía comer y beber. Uno de los indios curiosos probó una bebida rara que decía que quemaba la garganta. Cuando terminaron, pusieron carne en el medio del campamento para atraer a los lobos.

A la mañana siguiente, un par de indios informaron de que no quedaba ningún malacosa en pie. Ojo de Nube abrazó a su padre y se dio cuenta de que, después de tantos años de ofensas al Gran Espíritu por parte de los malacosa, todo había acabado.


Santiago García 2º B
---------------------------------------------------------------------

Los malacosa siguieron avanzando, conquistando territorios indios y arrasándolo todo a su paso, quemando bosques y matando manadas enteras de animales.
Los crow recibieron pronto noticias de que los malacosa se acercaban por familias enteras de indios que huían sin destino de los pielesblancas.
En cuanto Ojo de Nube se enteró de la noticia decidió idear un plan para que los malacosa no pudieran con ellos. Cuando lo tuvo todo pensado se lo contó a su padre, al que le pareció una idea fantástica y se puso manos a la obra.
Envió a cinco indios a explorar para descubrir dónde se encontraban los malacosa.
Mientras, en la tribu, Arco Certero y Ojo de Nube explicaron al resto de la gente su plan.
Trasladaron su campamento un poco más al sur, internándose en el bosque y camuflaron los tipis con hojas y barro, de forma que a los ojos de alguien que no conociera a la perfección el terreno, pasara desapercibido.
Cuando volvió la patrulla de indios informaron que los malacosa se encontraban a un día de camino de allí y que acamparían muy cerca de donde se encontraba el poblado indio para pasar la noche.
Todo marchaba a favor de los crows, y esa misma noche, tres de los indios más sigilosos de la tribu les robaron las armas a los hombres blancos.
A la mañana siguiente los malacosa despertaron y, al ver que sus armas no estaban, se pusieron a darse gritos unos a otros. En el momento en que más confusión había entre los pielesblancas, aparecieron todos los hombres de la tribu crow gritando y armados con lanzas y flechas hacia los malacosa. Los diez malacosa que formaban esa patrulla de reconocimiento huyeron de allí y nadie volvió a molestar a los crow. Ojo de Nube supuso que no habrían dicho que allí había indios para que no se rieran de ellos por tener miedo de los indios, y se quedó tranquilo al saber que no iban a volver.


Alba Recio Carnero, 2º B

------------------------------------------------------------------------------------------------

Durante la noche fría y oscura, La tribu de los Malacosa acechaba como hienas su última conquista. La niebla cubría las tierras de Ojo de Nube y el relincho de los caballos sonaba como un grito de susurro. Era una lucha inútil. Durante mucho tiempo habían vivido en paz con sus vecinos aunque a veces tenían peleas y habían llegado a las manos, pero nunca se atacaban mutuamente. Ojo de Nube sabía que iban a ser atacados durante la madrugada, era la hora del final. Todos los habitantes del poblado se encaminaron silenciosos hacía el altar de su dios Sol. Con un profundo silencio todos pusieron obsequios: piedras y vasijas. Después unieron sus brazos y mirando a la luna comenzaron a cantar una canción fúnebre. Ojo de Nube se arrodilló junto el fuego y echo de nuevo leña. Las llamas ardían vivamente y las voces lejanas y furiosas de los Malacosa sonaban cada vez más cercanas. De repente, Ojo de Nube se levantó y gritó:
- No podemos dejarnos destruir por esta pandilla de ladrones. Debemos defender lo nuestro por lo que hemos trabajado.
Todos empezaron a gritar con fuerza. La mayoría estaba a favor pero, sin embargo, tenían mucho miedo. Entonces empezaron a organizarse y defenderse juntos. Tendrían que enfrentarse a ellos con las pocas armas que tenían. Ojo de Nube propuso rodear el poblado con leña y defenderse con fuego. Era mejor prepararse para el asalto, Había llegado la hora de luchar por el poblado, aunque Ojo de Nube sabía que era una lucha inútil.
Las primeras luces del día asomaban tímidamente, los Malacosa iban armados con armas de fuego y parecían lobos rabiosos. El corazón de Ojo de Nube latía contra su pecho y oía los angustiosos gritos de su poblado. Los Malacosa entraron a puñetazos y al poco rato las mujeres y los niños estaban retenidos y amordazados. Los hombre corrieron hacía la cerca y Ojo de Nube encendió el fuego que se extendió rápidamente. Los hombres luchaban ferozmente cuando una terrible explosión dejó todo en silencio. Los pequeños granos de pólvora estallaron y todo había terminado. Los supervivientes se miraban extrañados y solo se oían llantos y quejas. Ojo de Nube estaba inmóvil con un gran charco de sangre a su alrededor. Con lágrimas en los ojos llamó a su madre que corrió a recoger a su hijo. Sus últimas palabras fueron para pedir el fin de la lucha y besar por última vez a su madre.
En la hora del entierro, Ojo de Nube fue llevado por todos los habitantes del poblado a una tumba en lo más profundo y silencioso del bosque.


Álvaro Pallín Manrique. 2ªB.

------------------------------------------------------------------------------------------------
Los Malacosa habían conseguido invadir casi todo el territorio indio; solo quedaba un poblado. Era el más alejado, pero también era el que menos preparado estaba para una conquista porque no tenían casi armas para defenderse de los caraspálidas. Esta tribu se llamaba los Rudras y vivían en las montañas. Los Crow asentaron su campamento en aquella tribu, con el permiso de los mismos.
Un día, Ojo de Nube estaba sentado en la hierba contemplando a una manada de bisontes pastando pacíficamente, cuando de repente todos levantaron la cabeza, extrañados por un diferenciado sonido: el de las armas de los Malacosa. Ojo de Nube presintió que algo de mal augurio se avecinaba, y corrió a decirle a Arco Certero que no estaban seguros allí y que había oído los disparos de los Caraspálidas. Arco Certero reaccionó a los pocos segundos tras oír un segundo disparo que lo confirmó; los Malacosa se aproximaban a paso firme y sin descanso con la intención de destruirlo todo a su paso hasta conseguir su propósito, que era conquistar el terreno de la tribu Rudras y así conseguir tener todas las tierras indias de las zonas más próximas. Pero Ojo de Nube ingenió un magnífico plan para atrapar a los Malacosa.
Tras varias horas aguardando la aparición de sus enemigos, y preparando la trampa ideada, aparecieron los caraspálidas. Cuando se adentraron en el bosque que les separaba del terreno esperado, uno de ellos tuvo un desagradable encuentro con una serpiente, a otro le atacaron unas ardillas, otro sufrió el ataque de un oso... y así sucesivamente hasta que por fin acabaron con todos los Malacosa. El plan de Ojo de Nube, consistía en reclamar la ayuda de los animales con los que él había tenido contacto y así entre todos librara a las tribus indias de aquellos malhechores.
Tras esta victoria, todas las tribus indias volvieron a sus territorios y retomaron sus vidas. Ojo de Nube se convirtió en un héroe muy reconocido en todas las tribus indias a las que había ayudado a volver a su hogar.


Olga Sanz Calderón 2ºB
-----------------------------------------------------------------------------------------
Tras tres meses bajo las órdenes de los Malacosa, Ojo de Nube tuvo una gran idea que los Crow aprobaron y decidieron utilizar.
La idea de Ojo de Nube consistía en robarles todas las armas, con las que amenazaban a las tribus indias a trabajar para ellos.
Los Crow habían cambiado bastante, ya no eran tan pacíficos con la dictadura de los Malacosa.
Ellos decidieron correr la voz por todas las tribus indias afectadas y dar un golpe general a todos los nuevos poblados de los Malacosa, así no les quedaría otra opción que huir , ya que las tribus indias tendrían el mando.
Más tarde, todos los indios estaban a favor de la idea de Ojo ríos de Nube.
Pasó un tiempo, y ya estaba todo planeado. Los Crow ya habían elegido a Ojo de Nube y varios indios jóvenes cómo encargados de robar las armas.
Unas horas antes, Ojo de Nube decidió ir a su tipi a descansar y pensar dónde podrían esconder las armas, ya que los Malacosa les acusarían por lo sucedido.
* * *
Ya era hora, y todos los indios estaban reunidos en una montaña, en la que se divisaba todo el poblado Malacosa.
Unos minutos después, los indios elegidos decidieron partir hacia el poblado.
Ya había caído la noche y todo estaba oscuro. Poco a poco los chicos Crow entraron muy silenciosamente, los perros que vigilaban la entrada se habían quedado dormidos, por si acaso los chicos se impregnaron en barro y se restregaron un excremento de aquel animal.
Todo fue perfecto y los indios robaron todas las armas.
Al día siguiente, se corrió la voz de que en todos los poblados Malacosa había habido robos.
Entonces, los indios decidieron rebelarse, y los Malacosa tuvieron que retroceder y las tribus indias, volvieron a vivir tranquilas.
A Ojo de Nube se le otorgó el mayor premio que se le podía otorgar a un Crow: fue el primer ciego Crow capaz de ganar aquellos grandes premios, que algunos teniendo visión no consiguieron.

 María Recio Izquierdo
--------------------------------------------------------------------------------------

Los crow volvían de su caza, iban por las montañas colapsadas de árboles de los cuales recogían sus frutos. Llegaron a su poblado, pero no había nadie. Ojo de Nube a pesar de estar ciego percibía cuál era la situación en ese momento. Entraron en todos los tipis pero ni rastro de la población. Fueron a buscarles por los valles, montañas y hasta en los mismos arbustos, pero ni rastro del poblado de los crow. Volvieron a la aldea por segunda vez, haber si habían vuelto, pero nada. Estaban dispuestos a irse de aquel inhabitado lugar pero Ojo de Nube se detuvo. Los tres hombres que le acompañaban estaban alucinando con él, Ojo de Nube estaba olisqueando la tierra como si fuera un bisonte buscando comida. Ojo de Nube se levantó y dijo:” Pataslargas “.


Ojo de Nube corría, los tres hombres le seguían, aunque no podían alcanzarle. Le siguieron hasta un terreno vallado lleno de pisadas de animales extraños, al fondo unas criaturas blancas corrían. Ojo de Nube fue a tocarlas como si las conociera, de repente, se escucharon una voces. Los tres chicos intentaron percibir qué decían pero hablaban en otro idioma distinto al suyo. Ojo de Nube dijo:” Son los malacosa y tienen a nuestra familia “. Los tres chicos extrañados preguntaron por qué les habían atacado los malacosa, pero Ojo de Nube no contestó, solo se echo a correr.


Los tres chicos y Ojo de Nube estaban en lo alto de una montaña. Ojo de Nube señalo a un poblado grande, sus tipis eran diferentes y los tres chicos se asombraron de que la gente de aquel poblado tuviera la piel blanca. En el centro de aquel poblado había un mástil. Los tres chicos se preguntaron para qué era, pero más tarde sabrían para qué.
Siguieron vigilando y de repente a la derecha del poblado apareció toda su gente. En ese momento, supieron para qué servía aquel mástil. Uno a uno fueron matando al poblado y dejaron las cabezas colgadas en cada una de las casas de ese poblado, como si fueran de adorno . Ojo de Nube escuchó los llantos de dolor y no permitió que eso ocurriera. Descendió colina abajo, los tres chicos no le siguieron porque sabían que iban a morir en el intento. Con todas sus fuerzas llegó aquel sangriento lugar. Le rodearon, el percibió que algo malo pasaba y que iba morir en aquel lugar, de repente una bala le atravesó la cabeza y él” abrió los ojos “.


Javier García Valle,  2ºB
----------------------------------------------------------------------------------------------

Los malacosa, una vez conseguido su objetivo de conseguir las tribus de la zona, decidieron ir a por su último objetivo: La tribu Crow. Con lo que no contaban los malacosa es con que junto a la tribu de los Crow había una pequeña tribu que pasaba desapercibida. Decidieron unirse para derrotar a los malacosa, pero tenían que tener en cuenta que los malacosa eran más avanzados que ellos y que tenían armas de fuego con las que atacarles, por lo que tenían que idear un plan con el cual no fueran descubiertos y pudieran vencer. Estuvieron toda la tarde intentando conseguir el plan perfecto y a nadie se le ocurrió nada, pero justo cuando todos estaban agotados y querían ir a descansar, a Arco Certero se le ocurrió la idea que todos estaban esperando. Esa idea tenía como jefe a Ojo de Nube, el cual se sorprendió al saber que el seria el que dirigiría a todo el grupo en una misión tan importante como esta. Así como se sorprendió, también se alegro de que por fin su padre tuviera la suficiente esperanza en él como para encargarle tal puesto de mando. Al día siguiente todos despertaron ansiosos de poder llevar a cabo su plan y poder destruir por fin a los malacosa. Todos estaban trabajando en su labor pero Luz Dorada no, ella estaba sentada sobre una piedra observando el horizonte. Ojo de Nube se acercó:
-Es extraño que estés aquí.- Le dijo Ojo de Nube.
-Necesito pensar, déjame sola.- Respondió la abuela, con un noto un tanto entristecido.
Ojo de Nube se alejo ya que no quería molestar a su abuela. Todo el día transcurrió con normalidad pero según se acercaba la noche, todos estaban impacientes ya que al día siguiente ocurriría todo lo planeado.
La madre de Ojo de Nube no durmió demasiado debido a que el temor de poder perder a su hijo le quitaba el sueño. En ese momento pensó en hablar con Arco Certero para que no permitiera que su hijo participara en tal disparate. El plan consistía en infiltrarse entre los malacosa y matarles, así recuperarían su lugar y de alguna manera vengarían las muertes causadas hasta ese momento.
Ya estaba amaneciendo y todos preparaban lo necesario para comenzar su misión. Ojo de Nube parecía el más seguro de lo que hacía, lo que hizo cambiar de opinión a su madre y no impedir que su hijo hiciera lo que su padre le ordenó.
De camino al lugar donde se acomodaron los malacosa, las personas de la tribu Crow que actuaban en esta misión, observaban como Ojo de Nube iba tranquilizando a un hombre nervioso.
Una vez llegaron al lugar indicado, Arco Certero ordeno Ojo de Nube que tomara su cargo y comenzaran a actuar. Todos hicieron lo que debían, consiguiendo así la victoria por su parte. Esa misma noche las dos tribus vencedoras celebraron una pequeña fiesta como símbolo de victoria. Las dos tribus decidieron unirse dando lugar a una nueva tribu a la mañana siguiente guardaron unos minutos de silencio en honor a los muertos de las tribus afectadas por esos hombres tan crueles y desagradables. Por fin pensaron que los malacosa habían terminado, pero se equivocaron. Aun así ellos vivieron tranquilos durante varios años en los que avanzaron bastante gracias a que poco a poco fueron descubriendo cómo se utilizaba cada cosa que los malacosa habían dejado allí y alas que pusieron nombre y uso.

Lydia Pérez López.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------
Un día hasta Garganta de Ciervo llegaron sus fusiles.
Lo que no se esperaban era que una emboscada dirigida por Ojo de Nube les esperaba metros mas adelante, cuando los malacosa llegaron al lugar donde les esperaba la emboscada Crow, Ojo de Nube dio un grito y todos los guerreros Crow salieron de sus escondites y les hicieron frente.
Infravalorándolos, los malacosa dispararon al cielo.
Ojo de Nube, tomándolo como una ofensa al gran espíritu, dio otro grito y los guerreros cargaron contra los malacosa.
Tras una dura batalla, los malacosa fueron derrotados y conducidos al poblado Crow como esclavos.
En el poblado, Abeto Floreciente, al ver regresar a su hijo junto a otros guerreros con los malacosa, corrió a abrazarle.
El jefe Trueno de Fuego, asombrado por la gran hazaña del joven ciego, Trueno de Fuego se acerco a Ojo de Nube y le dijo:
-Ojo de Nube, estoy asombrado por tu gran hazaña, por eso te voy a otorgar el mayor honor de los Crow, yo Trueno de Fuego, te cedo el testigo haciendote jefe de los Crow.-
Interrumpiendo la ceremonia, apareció un guerrero Crow, diciendo:-Viene un ejercito de malacosas azules y tienen armas mas poderosas que los anteriores-
-Muy bien, esconded a las mujeres y a los niños, le daremos la bienvenida como solo los Crow sabemos- -Dijo Ojo de Nube .
(continuará)

Pablo Muñoz, 2º B.

No hay comentarios: